June 20, 2016
News /
Posted by NCID

La segunda jornada del V NCID Research Workshop, organizado por el Navarra Center for International Development de la Universidad de Navarra y la Fundación Ramón Areces, se centró en la estabilidad macroeconómica en los países en desarrollo. Se expusieron investigaciones sobre temas como los Objetivos de Desarrollo, la calidad de las exportaciones y la gestión de los recursos naturales.  

Giugliemo Caporale, de la Universidad Brunel, abrió la jornada con una ponencia sobre las principales propiedades estadísticas del Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI) en cuatro países Latinoamericanos: Argentina, Brasil, México y Venezuela.

Margarita Rubio, de la Universidad de Nottingham, expuso un paper que desarrolla un modelo DSGE para estudiar la implementación de políticas macroprudenciales en países de bajos ingresos. El modelo presenta una economía con dos agentes: hogares y empresarios. Los empresarios son los prestatarios en esta economía y necesitan capital como garantía para obtener préstamos. El regulador macroprudencial usa el requisito de la garantía como instrumento de la política.

A continuación habló Stefania Fabrizio, del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien se centró en las políticas en apoyo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los ODS incluyen la noción de que el desarrollo debe ser económico, social y ambientalmente sostenible. Reconociendo la necesidad de una visión integral de crecimiento, el FMI está poniendo cada vez más énfasis en políticas promuevan el crecimiento sostenible, incluso mediante (1) la diversificación económica y la transformación estructural dentro de un marco macroeconómico estable; (2), el género y la inclusión financiera económica; y (3) el clima y la sostenibilidad medioambiental.

El siguiente ponente fue Fidel Pérez Sebastián, de la Universidad de Alicante, quien presentó el trabajo Recursos naturales, descentralización y compartir riesgos: ¿pueden los auges de recursos unificar a las naciones? Estudios previos señalan que un impacto fiscal regional positivo, como un auge de los recursos, refuerza el deseo de separación. Sus autores construyeron un modelo que muestra que un recurso inesperado provoca que la nación se centralice.

Por su parte, Christiana Anaxagorou, de la Universidad de Sheffield, expuso un análisis que relaciona la fungibilidad de la ayuda extranjera con la calidad institucional. La noción de fungibilidad de la se define como la ayuda que no se utiliza para los fines determinados por los donantes. Esta investigación se centra en particular cómo los efectos de la ayuda sobre el gasto público y los ingresos cambian de acuerdo con la calidad institucional. La hipótesis es que el grado de fungibilidad depende de la calidad institucional en los países receptores, con el argumento de que la fungibilidad de la ayuda sería mayor en países con instituciones de baja calidad.

La jornada finalizó con una conferencia a cargo de Chris Papageorgiou, del Fondo Monetario Internacional, titulada ‘Diversificación de las exportaciones y mejora de la calidad’. Papageorgiou desarrolla nuevas estimaciones de calidad de la exportación, abarcando 178 países y cientos de productos de exportación en el periodo 1962-2010. El estudio concluye que la mejora de la calidad es particularmente rápida durante las primeras etapas de desarrollo de un país. Hay una heterogeneidad significativa entre los países con una tasa de crecimiento de la calidad. En cualquier línea de producto exportado, la calidad converge con el tiempo a nivel mundial. La calidad institucional, las políticas liberales de comercio, las entradas de IED y el capital humano promueven la mejora de la calidad, si bien el impacto varía de un sector a otro. Los resultados de su trabajo sugieren que la reducción de las barreras de entrada a nuevos sectores puede permitir que las economías se beneficien de una rápida convergencia de la calidad.

Recent Posts
Archives