17 de Mayo, 2018
Actividades /
Escrito por NCID

La política fiscal, el crecimiento y la desigualdad, el efecto de la migración en el PIB, la política comercial de Trump con China y la estancación de los salarios fueron algunos de los temas debatidos a lo largo de la mesa redonda del 7th NCID Research Workshop.

El evento, que tuvo lugar en las sede de la Fundación Ramón Areces en Madrid, reunió a tres economistas líderes en el sector: Martín Uribe, profesor de Economía en la Universidad de Columbia, Pablo Guerrón-Quintana, profesor de Economía en la Universidad de Boston y Jonathan D. Ostry, subdirector del área de investigación del Fondo Monetario Internacional. Alrededor de 90 personas asistieron al evento, que estuvo moderado por la corresponsal del Wall Street Journal en España, Jeannette Neumann.

La mesa redonda comenzó con una presentación de cada ponente. Guerrón-Quintana centró sus presentación en la migración y el comercio internacional. El profesor ecuatoriano analizó los incentivos y desincentivos que afectan a la hora de tomar la decisión de migrar de ciudad. “Si eliminamos la migración entre ciudades y estados en EE.UU. el PIB se reduciría en un 15%”, aseguró. 

Uribe le tomó el relevo con una presentación acerca de la política fiscal europea. El profesor de la Universidad de Columbia explicó que desde el año 2008, que dio comienzo a la recesión económica, el Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido los tipos de interés a cero. Uribe argumentó que esta situación está provocando el peligro de deflación en el continente. “Es el momento de que la Unión Europea considere normalizar las tasas de interés”, afirmó. El profesor argentino sugirió hacer una subida gradual hasta llegar al 2% de interés y, aunque aseguró entender las preocupaciones de los banqueros por una posible recesión a corto plazo, dijo que el impacto sería positivo a largo plazo.

El tercer ponente habló acerca del crecimiento económico y la distribución de la riqueza en la política macroeconómica. Ostry dijo que hay un coste directo al incremento de la desigualdad, ya que a mayor desigualdad peor y menos duradera es la bonanza económica. “El crecimiento frágil y la desigualdad son dos caras de la misma moneda. Crecer es importante, pero conseguir un crecimiento sostenible es la clave, y eso no es posible sin una correcta distribución”, afirmó el investigador del FMI.

Tras las presentaciones Neumann dio el pistoletazo de salida a la ronda de interpelaciones preguntando a Uribe cuándo subirán los salarios en Europa. El economista dijo que en España entre el año 2000 y 2008 los salarios crecieron en un 60%, pero que a pesar del comienzo de la crisis económica estos no bajaron, causando una gran tasa de desempleo. Uribe contestó que no sabe cuándo subirán los salarios, pero afirmó que con la actual política de interés cero del BCE el riesgo de deflación es real y podría afectar al crecimiento de los salarios y la riqueza.

El debate finalizó con una pregunta acerca de la idoneidad de la política comercial del presidente estadounidense, Donald Trump. Uribe expresó su preocupación acerca de los pasos dados, ya que considera que el confrontamiento no es bueno. “Los americanos tienen razones para estar enfadados. China constantemente viola la regulación internacional de propiedad intelectual, pero contestar mediante la imposición de tarifas al hierro es como tomar una pastilla para el dolor de tripa cuando te duele la cabeza”. Guerrón-Quintana añadió que desde que Trump llegó a la Casa Blanca hay dudas en el sector económico, lo cual genera inseguridad. Ostry finalizó la conferencia asegurando que el libre comercio es positivo y un valor universal que no se debería trastrocar.